¿El logopeda puede tener una función en la neonatología?

18.05.2018

A partir de la semana doce de embarazo, podemos observar el inicio de los movimientos coordinados de la mandíbula y la lengua, de modo que la función orofacial tiene inicio mucho antes del nacimiento.

En el niño prematuro o con encefalopatía hipoxio-isquemica, el desarrollo orofacial va más lento.

Muchas veces aparecen patologías como insuficiencia cardiaca o respiratoria. En ocasiones se encuentran expuestos a gran cantidad de aparatos médicos y sondas de alimentación clínica o artificial, que dificulta el desarrollo de la alimentación vía oral.

En resumen los casos que Belén Ordóñez nos propone, demuestran la importancia del inicio de estimulación precoz, fomentando la movilidad orofacial, la succión y la respiración, trabajando de manera multidisciplinar y, por supuesto, involucrando a las familias.